Su misma mara decidió terminar con él y sus padres.

Su misma mara decidió terminar con él y sus padres.

El sujeto era expalabrero de la pandilla 18.

Él y sus padres fallecieron tras ser interceptados por excompinches del delincuente en la colonia Amatepec, situada en el municipio de Soyapango, en San Salvador.

La versión de las autoridades señala que el expandillero, identificado con el alias de «El Oso», llegó a la zona a visitar a sus progenitores y que esto provocó que sus excompinches ejecutaran la orden que había en su contra.

Agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), informaron que los hechos ocurrieron cerca del estacionamiento de unidades del transporte público de la ruta 9, que hace su recorrido de Soyapango hacia el centro capitalino.

El cuerpo de las tres víctimas quedaron al interior de una vivienda ubicada en el pasaje «C» de la referida zona.

El hecho también resultó lesionada una mujer, de quien no se tienen mayores detalles, y que fue trasladada hacia un centro hospitalario.

Según el registro de las autoridades, «El Oso» había salido de prisión en abril y al parecer su deserción a la estructura delictiva fue lo que provocó el hecho.

Sus «amigos» quienes decian que eran incondicionales, al final le dieron la espalda.