No buscamos dinero dice familia de Camila.

No buscamos dinero dice familia de Camila.

“No estamos pidiendo dinero, estamos pidiendo justicia”, enfatizó el tío de Camila de frente a la directora y maestros del centro escolar que asistieron al velorio.

Durante el funeral de Camila S., la pequeña de ocho años después de caer de un juego mecánico, Carlos, el tío de la menor de edad, confrontó a las autoridades de la escuela Corazón de María, en donde ocurrió el incidente, y los cuestionó sobre las responsabilidad de la institución en lo sucedido.

En rueda de prensa, las autoridades del centro escolar dijeron el martes que acatarán las responsabilidades que resulten de las investigaciones sobre el caso y que, además, se harían cargo de los gastos fúnebres.

Sin embargo, el tío de la menor cuestionó que “Ayer dan declaraciones diciendo que ellos se han hecho cargo de los gastos fúnebres, cuando hasta ahorita no han dado absolutamente ni cinco centavos”.

El tío de la niña que falleció al caer de un juego mecánico confrontó a las autoridades del centro escolar en donde sucedió el hecho.

El familiar de la víctima insistió en que el juego mecánico del que cayó su sobrina es exclusivo para adultos y no para menores de edad y calificó como una irresponsabilidad haber permitido que niñas de ocho años abordaran el aparato.

“La rueda se ve desde la calle. Cómo es que quieren tapar el sol con un dedo”, señaló.

“Lo que queremos es que este caso no quede impune, que se investigue”, pidió el hombre en referencia a la investigación policial que está abierta sobre el hecho. “Hasta la fecha, nadie lo ha hecho”, agregó y señaló que las autoridades de la institución deberían ser las primeras en deducir responsabilidades.

El tío de la menor comentó que se enteraron de la muerte de su sobrina por un aviso de una madre de familia. “Una niña llamó a su mamá y le dijo que había un accidente y que mi sobrina estaba grave. La mamá le marcó a mi hermana y así fue como nos enteramos. Hasta ahorita tienen ahí a la directora y nunca se pronunció”, aseguró.

Por su parte el padre de Camila, contó que llamó a la institución pero no le dieron la información en el momento. “Cuando marqué a la escuela ni la secretaria se sabía el nombre completo de la niña, cosa que tienen un archivo donde están los números de teléfono, mi dirección, uno como padre espera que se le avise de inmediato. Me dijo (la secretaria), le voy a pasar al profesor Hugo.

“El profesor Hugo solo me dijo, es algo urgente véngase, en ningún momento me dijo lo que pasó. Cuando nosotros dejamos los niños en el portón, es responsabilidad de ellos”, enfatiza el padre de Camila.