Los mismos de siempre quieren que Bukele se juramente en un basurero.

Los mismos de siempre quieren que Bukele se juramente en un basurero.

Resulta que los mismos de siempre están criticando el costo de la toma de mando, que es el mismo costo de la toma de posesión de Sánchez Cerén y ahí no dijeron nada.

900 mil dólares costará el acto solemne que recibirá a diversos mandatarios de otros países, también contará con mucha seguridad y un buen equipo de audio.

Ya que se hará delante de todo el pueblo salvadoreño haciendo historia nuevamente, El acto será histórico pues jamás se había hecho esto en el país y la logística debe ser de alta calidad debido a la masiva presencia de salvadoreños en la Plaza Gerardo Barrios.