Casi iba llegando a la UES cuando unos sujetos me bajaron del bus.

Casi iba llegando a la UES cuando unos sujetos me bajaron del bus.

Los malos hechos en las instalaciones de la Universidad de El Salvador (UES) se han incrementado en los últimos días.

Denuncias sobre arremetimiento a jóvenes privadas de libertad y que luego han abusado de ellas, es parte de los acontecimientos sucedidos cerca de la UES.
Hace unos días, un estudiante de ingeniería se dirigía a clases cuando tres sujetos con aspecto de mareros lo bajaron de un autobús de la ruta 3, cerca de la entrada de ANDA.

Según el testimonio del estudiante, lo obligaron a subirse la camisa para ver si tenía tatuajes de algún grupo y le pidieron el Documento Único de Identidad (DUI) para verificar su lugar de residencia.
“Carlos”, como llamaremos al joven para resguardar su seguridad, es originario del interior del país y le toca alquilar un cuarto en la capital para poder culminar su carrera universitaria.

Aeguró que el miedo lo paralizó y temía que los individuos acabaran con su vida.

Afortunadamente lo dejaron ir, pero antes le propinaron unos golpes en el abdomen y le dijeron que no comentara nada de lo sucedido.

Por el momento, Carlos ha dejado en pausa sus estudios y tiene miedo de abordar nuevamente una unidad de transporte hacia la UES, por temor a ser víctima nuevamente de los delincuentes.
Para evitar este tipo de casos, la Policía Nacional Civil (PNC) lanzó este miércoles un circuito de seguridad universitario cerca de la UES, implementando patrullajes y con un puesto policial para atender denuncias.