Mágico González celebra un nuevo cumpleaños y Cadiz lo felicita de esta manera.

Mágico González celebra un nuevo cumpleaños y Cadiz lo felicita de esta manera.

El mejor futbolista salvadoreño de todos los tiempos se encuentra de manteles largos. Jorge “Mágico” González celebra este 13 de marzo su cumpleaños número 61.

“Mágico” nació en San Salvador y en 1982 arribó a Cádiz de España para vestir la camiseta amarilla. Era el primer paso para convertirse en el mito que es actualmente para el cadismo.

Su actuación en el Mundial de España con El Salvador llamó la atención del Cádiz CF, que confió en el salvadoreño para regresar a la máxima categoría. ‘Mágico’ no defraudó y dejó 14 goles en su primera campaña para que el equipo recuperara su lugar en Primera División.

A aquel primer año le siguieron 7 temporadas interrumpidas por una cesión en el Valladolid. En total fueron 8 campañas con el equipo de sus amores. Porque al ‘Mago’ vinieron a buscarlo de Italia – el Atalanta -, de Francia – el PSG, e incluso en España el FC Barcelona lo incorporó para una gira por EEUU en el que dejó varias jugadas increíbles junto a Maradona. Pero no quiso moverse de Cádiz, un sitio en el que la afición entendió su especial forma de vivir la vida y el balompié.

Fueron 193 partidos de Liga con el Cádiz entre Primera y Segunda División en los que anotó 58 goles. Algunos de ellos, muy recordados por su belleza como el que le hizo al Racing de Santander en Carranza, o al Real Betis, o al Barça. La lista es larga y basta con ver algunos de los videos que hay en la red para comprobar que antes de Messi, Ronaldo o Ronaldinho, ya estaba todo inventado.

El Mágico incluso no quiso ser fichado por el PSG y en una gira con el Barca en EEUU se durmió, el delantero siempre quería jugar en Cadíz porque ahí le permitían de todo.

El cadismo sueña con la vuelta de ‘Mágico’ a Carranza para vivir un ascenso que ojalá llegue esta misma temporada. Pero localizarlo y meterlo en un avión es más difícil que pararlo como jugador. Genio y figura.

De ‘Mágico’ se han contado muchas anécdotas. Michael Robinson, cuando era jugador de Osasuna, recordaba que en una charla en el vestuario previa al partido ante el Cádiz, el entrenador Zabalza daba instrucciones a Castañeda, encargado de marcar al ‘Mago’. El central hacía oídos sordos a lo que decía su técnico, que le recriminaba su actitud. Y Castañeda le soltó: “Míster, primero, no sabemos si ‘Mágico’ va a aparecer. Segundo, si aparece, no sabemos si tendrá ganas de jugar. Y tercero, si juega y tiene ganas, ¡a mí no me mires!”. Y es que un día bueno de ‘Mágico’ era un sufrimiento para cualquier defensa que se le pusiese por delante.